Menopausia

Menopausia: Una etapa para mimarse

La mayoría de las mujeres esperan la menopausia con cierto temor. En las sociedades occidentales esta etapa no es muy bien recibida aunque, con el aumento de la esperanza de vida, una mujer vivirá cerca de la tercera parte de su existencia después de la menopausia. La información y el conocimiento son claves para vivirla con plenitud.

Gran parte de lo que le sucede a una mujer en esta etapa no se debe exclusivamente a la menopausia, sino también a su edad, a su entorno, a su pareja… La mujer perimenopáusica puede prepararse para prevenir las patologías ligadas al déficit hormonal y superar esta fase mejorando su calidad de vida en los años venideros.

Frente a la inquietud con que vive la menopausia la mujer occidental, en otras sociedades las mujeres en esta edad merecen un gran reconocimiento social. Y de hecho, en todo el mundo, los datos indican que la mayoría de mujeres consiguen su mayor éxito social o profesional en este momento de su vida.

¿Qué es la menopausia?

¡Rompe con los falsos mitos! Las cosas claras.

La menopausia es:

  • El cese definitivo de la función ovárica.
  • Una etapa más en la vida de toda mujer.
  • Una fase por la que pasan todas las mujeres.
  • El origen de ciertos cambios y, posiblemente, de algunos trastornos.
  • La mujer informada y con hábitos saludables gozará de una mejor calidad de vida.

La menopausia no es:

  • Una enfermedad.
  • No significa vejez.
  • No todas las mujeres sufren los mismos síntomas ni con la misma intensidad.
  • Un 15% no sufre ninguna molestia.
  • No significa pérdida de feminidad.

La Menopausia: Cómo, cuándo y por qué

La menopausia es el fin de la etapa fértil, consecuencia del envejecimiento natural de los ovarios y del cese de su función reproductora y hormonal. En este proceso de pérdida de la fertilidad pueden producirse posibles desórdenes hormonales que afectan al funcionamiento del cuerpo.

Además de la menopausia natural, que acabamos de describir, puede darse también la menopausia artificial, causada por la extirpación de los ovarios, por un tratamiento de quimioterapia o radioterapia, o bien por un funcionamiento anormal de los ovarios.

La menopausia se considera precoz si se produce antes de los 45 años, y tardía si es después de los 55 años.

El climaterio: Se llama climaterio al periodo de transición paulatina del estado fértil al no reproductor. Se divide en tres fases:

  • Perimenopausia: Etapa previa al cese de la menstruación. Aparecen alteraciones del ciclo y síntomas diversos.
  • Menopausia: Cese definitivo de la menstruación.
  • Postmenopausia: Alteraciones debidas al déficit hormonal.

Diagnóstico y tratamiento de la menopausia

Para el diagnóstico de la menopausia, el médico tiene en cuenta los síntomas, la edad de la mujer y una exploración ginecológica.

Para diagnosticar la menopausia también puede ayudar un análisis de sangre con el que se determina la concentración de diferentes hormonas sexuales femeninas, como la FSH (hormona foliculoestimulante) y el estradiol. En el climaterio los niveles de hormonas muestran una evolución típica: disminuye el estradiol y aumenta la FSH.

Como norma general, son recomendables ciertos hábitos de vida como el abandono del tabaco, la ingesta adecuada de calcio y vitamina D en la dieta, el ejercicio regular y evitar la pérdida de peso excesiva.

Sería aconsejable que toda mujer que llegara a la menopausia, acudiera a un especialista para evaluar la conveniencia de iniciar una terapia hormonal sustitutiva.

  • Los síntomas

Todas las mujeres pasan por la menopausia, pero no todas sufren los mismos síntomas ni con la misma intensidad. De hecho, un 15% de las mujeres no sufre ninguna molestia.

Para paliar estos síntomas existen diversos tratamientos, que el ginecólogo puede recomendar y prescribir de acuerdo con las características de cada mujer. La información y los hábitos saludables (dieta, ejercicio, sueño) son siempre la mejor base para vivir y superar esta etapa positivamente.

A lo largo del climaterio, el déficit hormonal puede provocar síntomas a corto plazo, a medio plazo y a largo plazo.

El Tratamiento Hormonal: lo que hoy sabemos

  • Ponte al día: Prevenir, mejorar y tratar los síntomas del climaterio

El déficit de estrógenos es el principal causante de las múltiples alteraciones que sufre la mujer durante el climaterio. El tratamiento hormonal (TH) consiste en suministrar a la mujer un suplemento de estas hormonas. Gracias al TH se recuperan los niveles mínimos hormonales que permiten conservar una buena calidad de vida durante los años postmenopáusicos.

  • Tipos de tratamiento:
  • Tratamiento sólo con estrógenos para las mujeres a las que ha sido necesario extirparles el útero.
  • Tratamiento con estrógenos y gestágenos para las mujeres que siguen conservando el útero.
  • Clasificación de los estrógenos:
  • Endógenos: son los que produce el cuerpo de la mujer, como el estradiol, la estrona y el estriol.
  • Exógenos: son los que administramos como fármacos. Debemos diferenciar entre los naturales, los conjugados y los sintéticos.
  • Tratamiento de presente y de futuro

En los últimos años, se ha resaltado el efecto positivo de los tratamientos con estrógenos sobre la capacidad cognitiva y la prevención de la demencia. Éste es un territorio aún por explorar y en el que se seguirá investigando. Sin embargo, el consenso médico también alerta de algunos riesgos:

  • No todas las mujeres pueden recibir tratamientos de TH.
  • La prescripción de la dosis debe ser la menor posible.
  • La duración del tratamiento debe ser limitada y nunca superior a 5 años (excluyendo los casos de menopausia precoz), ya que puede aumentar el riesgo relativo de padecer cáncer de mama.
  • Reduce los síntomas y mejora la calidad de vida
  • Evita las sofocaciones.
  • Alivia la sequedad de la piel y las mucosas.
  • Limita la pérdida de calcio de los huesos.

Prevenir para cuidarse durante la menopausia

Si desde la infancia y la adolescencia adoptamos medidas preventivas, como seguir una dieta correcta e ingerir la cantidad de calcio adecuada, retardaremos la pérdida de masa ósea. Durante la menopausia, deberemos reforzar los hábitos saludables.

  • Dieta correcta: variada, rica en calcio y equilibrada en proteínas, sodio, fósforo… limitando el consumo de café, colas, alcohol, grasas e hidratos de carbono.
  • Tomar el sol unos 15 minutos al día: la luz ultravioleta transforma el dehidrocolesterol en vitamina D, que ayuda a asimilar el calcio ingerido en la dieta.
  • Ejercicio físico moderado: la inactividad física reduce la formación de masa ósea. Si la mujer practica algún ejercicio acorde con su edad y su estado general, logrará un mejor equilibrio entre formación y resorción óseas.
  • Suprimir el tabaco: el tabaco contribuye a la pérdida de masa ósea, adelanta la menopausia por su acción sobre el sistema nervioso central y afecta a los ovarios, produciendo su envejecimiento precoz.