Método ROPA

En la Clínica Ergo ponemos a tu disposición no sólo a los mejores profesionales, sino los tratamientos más completos e innovadores como la FIV método ROPA (Recepción de óvulos de pareja). Es un tratamiento exclusivo para matrimonios formados por dos mujeres que desean ser madres, pudiendo ambas participar activamente en traer al mundo a su bebé.

Al producirse simultáneamente el embrión junto con un endometrio óptimo, este tratamiento suele ofrecer grandes resultados y permite además la “maternidad compartida”.

¿Qué es la Fecundación In Vitro método ROPA?

La FIV método ROPA es una variante de la Fecundación In Vitro aplicable a las mujeres con pareja femenina. Junto con la Inseminación Artificial y la Fecundación In Vitro con semen de donante, es una de las alternativas que tienen las parejas de mujeres para conseguir ser madres.

La diferencia del método ROPA frente a los otros dos tratamientos es que se trata de una opción más atractiva porque las dos mujeres participan activamente en la creación y nacimiento del bebé. Consiste en extraer y fecundar los óvulos de una de ellas e implantar el embrión obtenido en el útero de su pareja. Ambas mujeres juegan un papel determinante: una será madre biológica (aportando el óvulo) y la otra será madre gestante (la que queda embarazada, y da a luz).

¿En qué consiste el método ROPA?

La FIV método ROPA hace posible la maternidad compartida mediante las siguientes fases:

  1. Estimulación ovárica de la mujer que aporta los óvulos: la mujer que va a aportar el óvulo se somete al mismo proceso de estimulación ovárica que en la Fecundación In Vitro convencional. Se estimulan los ovarios con hormonas para que produzcan folículos y así conseguir más ovocitos. Para llevar un control del número de folículos ováricos creados, realizamos una monitorización de la estimulación ovárica, y hacemos ecografías y análisis hormonales periódicos.
  2. Punción folicular: cuando los folículos han alcanzado el tamaño adecuado, se programa la punción folicular para extraer los óvulos. Se realiza 36 horas después de administrar la hormona hCG que induce la maduración ovocitaria. La punción se realiza en quirófano, bajo sedación, para que la paciente no sienta ninguna molestia durante el proceso y es una intervención de unos 15 minutos.
  3. Cultivo de embriones y fecundación: una vez se han conseguido los óvulos, se fecundan con el semen de un donante anónimo y a partir de aquí se controla la evolución de los embriones en el laboratorio hasta su transferencia.
  4. Preparación de la mujer que recibe el embrión: al mismo tiempo que se está realizando la estimulación ovárica, se procede a la preparación endometrial de la mujer que va a quedarse embarazada. La preparación del endometrio se lleva a cabo mediante la administración de un tratamiento hormonal con estrógenos para conseguir un correcto grosor endometrial.
  5. Transferencia de embriones: una vez preparado el endometrio y con los embriones en el laboratorio, se procede a la transferencia de los mismos al interior del útero de la mujer receptora para conseguir el embarazo.El número de embriones a transferir pueden ser uno o dos (aunque la ley permite hasta un máximo de 3 embriones, en la Clínica Ergo miramos por la salud de la receptora y de los futuros bebés intentando evitar los embarazos múltiples en la medida de lo posible). La transferencia embrionaria es muy sencilla y totalmente indolora. Se realiza utilizando una pequeña cánula, dura unos minutos y no requiere ningún analgésico. Concluida la transferencia, la paciente permanece unos minutos en reposo y se le dan las pautas de medicación con la que debe continuar al menos hasta la prueba de embarazo.
  • Prueba de embarazo: la paciente puede acudir a la clínica el día que le hayan indicado junto a las pautas de medicación, a cualquier hora entre las 8 y las 17h, sin necesidad de estar en ayunas y realizando vida totalmente normal. Nuestra enfermera le sacará un poco de sangre y la paciente se puede ir perfectamente. Al día siguiente recibimos el resultado y el equipo médico le llamará para darle el valor de la β-hCG.
  • Resultado positivo: si la prueba nos indica que estás embarazada… ¡Enhorabuena! Todo el equipo compartiremos contigo ese gran momento, pero también te daremos las instrucciones básicas que debes seguir a partir de entonces, como pauta de medicación, precauciones en tu día a día y sobre todo darte la cita para el control ecográfico de confirmación de embarazo clínico. Será aproximadamente 3 semanas después del resultado de la prueba ya que es en ese momento cuando se puede visualizar con garantías el latido fetal de tu peque.
  • Resultado negativo: si por el contrario el resultado no es el que esperábamos, no te preocupes, no te vamos a dejar sola en este duro momento. Te daremos una cita con el equipo médico para la fecha que tú quieras, y ahí resolveremos todas las dudas que tengas, analizaremos contigo qué ha podido pasar y sobre todo qué opciones hay para ayudarte a conseguir tu sueño.
  • Vitrificación de embriones: todos aquellos embriones que no se hayan transferido al útero de la paciente y que sean de buena calidad, deben vitrificarse. Así lo marca la ley de reproducción asistida. Es un proceso que se realiza de rutina en el laboratorio de embriología de la Clínica Ergo y las tasas de supervivencia superan el 99%.

Estos embriones obviamente son propiedad de los pacientes y son ellos quienes deben decidir sobre su destino. Lo habitual es destinarlos a uso propio como primera opción, y ya cuando el peque esté corriendo por casa, la pareja puede plantearse nuevos destinos para ellos. La ley permite destinarlos a investigación científica, donarlos a otras parejas o su destrucción (cada uno cumpliendo unas características que estaremos encantados de explicarte). Además, los pacientes pueden trasladarlos de un centro a otro sin ningún problema. Tan solo tienen que informar a las clínicas de origen y destino su deseo de traslado y ellas les dirán los pasos a seguir.

¿En qué casos está indicado el método ROPA?

Parejas de mujeres que desean afrontar la maternidad de manera compartida y activamente en el proceso reproductivo, ya sea por propia elección y/o por motivos médicos de un miembro de la pareja, tales como:

  • Alteraciones de la calidad de los ovocitos
  • Ausencia de ovocitos propios
  • Ausencia o disfunción severa de los ovarios
  • Riesgo de transmisión hereditaria de cualquier tipo de patología
  • Alteraciones cromosómicas o genéticas
  • Fracaso de otras técnicas de reproducción asistida

Selección del donante de semen

  • Máxima calidad en la selección de nuestras de donantes: nuestro equipo de donación selecciona personalmente a cada donante aplicando los más estrictos controles para garantizar la mayor seguridad en este proceso y la mayor similitud fenotípica con la receptora.
  • Mejores resultados: en Ergo garantizamos que la mujer receptora recibirá una muestra de semen de máxima calidad.
  • Matching Genético con el donante de semen: este test adicional se realiza tanto en el donante de semen como en la receptora, permitiendo reducir el riesgo de que el futuro niño padezca más de 600 enfermedades genéticas conocidas.
  • Flexibilidad en el tratamiento: en un periodo máximo de dos meses desde tu primera visita, podrás tener tu tratamiento realizado. Siempre contarás con el apoyo del equipo de donación con atención personalizada, que te acompañará durante todo el proceso para ayudarte en todo lo que necesites.

Características legales

Para poder llevar a cabo el método ROPA, la Ley 14/2006 sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida establece un único requisito fundamental: el matrimonio. No es suficiente con ser pareja de hecho.

Esta normativa permite que los gametos de una persona puedan ser usados por ella misma o por su cónyuge. Por tanto, es necesario que la pareja de mujeres esté casada. En caso contrario, se consideraría una donación de óvulos abierta, algo totalmente prohibido en España, ya que la donación de gametos debe ser anónima. El método ROPA es una excepción legal.

Por el contrario, en los casos en que se opte por la inseminación artificial con semen de donante (IAD) o la FIV convencional sin ROPA, no será necesario el matrimonio. Sin embargo, puede facilitar el proceso de inscripción del bebé con dos madres en el Registro Civil.

Por otra parte, cabe destacar que ésta es la situación legal de esta técnica en España y que no es legal en todos los países. Por tanto, antes de plantearse iniciar este tratamiento en otro país, recomendamos consultar la legalidad de dicho proceso.