Miomas y pólipos

Miomas y pólipos son los dos problemas más frecuentes que suelen afectar al útero. Muchas mujeres no saben que tienen alguna de estas anomalías, ya que sus síntomas suelen confundirse con lo que se cree que son menstruaciones normales. Observa tu cuerpo y, si algo te inquieta, consúltanos.

Una de las principales consecuencias de los miomas son los problemas para quedarse embarazada. Mira este vídeo que explica cómo afectan los miomas a la fertilidad.

¿Qué son y cuáles son sus síntomas?

Por lo general, las señales más evidentes son reglas muy abundantes o dolorosas, que impiden que puedas llevar tu rutina con normalidad. Estas alteraciones en la menstruación pueden indicar la presencia de miomas (o crecimiento de las fibras musculares que forman la cubierta del útero) o pólipos endometriales (crecimiento localizado del endometrio).

Por eso, es importante que acudas a tu ginecólogo/a si:

  • Sangras entre períodos.
  • Tu menstruación es abundante y tienes coágulos.
  • Tus menstruaciones duran más de lo normal y son dolorosas.
  • Necesitas orinar con más frecuencia.
  • Sientes calambres en la pelvis.
  • Sientes presión en la parte baja del abdomen.
  • Sufres dolor cuando mantienes relaciones sexuales.

¿Cómo solucionarlo?

Según como sean tus síntomas y en función de si quieres ser madre o no, los tratamientos para estos problemas son distintos, y pueden ser médicos, quirúrgicos, farmacológicos, etc.

En la Clínica Ergo te asesoraremos y te ayudaremos a encontrar la mejor solución para ti. Pide hora con uno de nuestros ginecólogos/as y asegúrate una opinión experta.