Todo lo que la Reproducción Asistida ofrece

Todo lo que la Reproducción Asistida ofrece

Aunque estamos hablando de una disciplina médica muy joven (en julio de este año se cumplirá el 40 aniversario del primer nacimiento gracias a la reproducción asistida), las amplias opciones que se pueden ofrecer ya a los pacientes permiten que miles de niños nazcan cada año en nuestro país.

El escoger una u otra se realiza en función de diversos factores como la identificación de la causa de infertilidad, la edad de los pacientes o el resultado de técnicas previas. Para hacer un breve repaso de las técnicas más habituales, iremos de las más sencillas a las más complejas.

 

  • Coitos programados: es la técnica más sencilla y con menor intervención del profesional sanitario.

Procedimiento: la paciente se administra una suave estimulación hormonal y se desencadena la ovulación en el momento adecuado. Como esa ovulación está controlada, se pueden indicar los días adecuados para mantener relaciones sexuales con mayores probabilidades de éxito.

¿Para quién está indicado?: parejas jóvenes (menores de 35 años)  con trompas permeables y seminograma normal.

 

  • Inseminación artificial: suele ser una de las primeras opciones para muchas parejas.

Procedimiento: también se realiza una pequeña estimulación hormonal y una vez pautado el desencadenamiento de la ovulación, se programa el acto de la inseminación para 32-36 horas después. En la consulta médica y sin ningún tipo de molestia, se introduce en el útero el semen de la pareja o del donante previamente capacitado.

¿Para quién está indicado?: mujeres menores de 35 años, con trompas permeables y seminogramas con más de 5 mill/ml de espermatozoides recuperados en el capacitado.

 

  • Fecundación un vitro: es la técnica más extendida y que más habitualmente se realiza.

Procedimiento: la estimulación ovárica es un poco más alta ya que se pretende conseguir un mayor número de folículos desarrollados. Tras desencadenar la ovulación se programa la punción ovárica en quirófano bajo sedación anestésica. Los óvulos obtenidos se fecundan esa misma mañana (mediante FIV clásica o ICIS) con el semen capacitado de la pareja o del donante y los embriones obtenidos  se mantienen en cultivo hasta un máximo de 6 días. En cualquiera de esos días de desarrollo se puede realizar la transferencia del embrión a la madre y la vitrificación del resto de embriones viables que queden.

¿Para quién está indicado?: mujeres menores de 42 años con reserva folicular adecuada y/o seminograma con menos de 5-3 mill/ml de espermatozoides recuperados en el capacitado (REM).

 

  • FIV clásica: en esta técnica de fertilización de óvulos, en un pocillo o una gota de medio de cultivo especial, se dejan los óvulos de la paciente con una concentración de semen capacitado intentando simular lo que ocurriría de manera natural en la trompa de Falopio de la mujer. Indicada cuando se recuperan la menos 3 mill/ml de espermatozoides.

 

  • ICSI (microinyección intracitoplasmática): en este caso es el embriólogo quien tras seleccionar el espermatozoide, inyecta un espermatozoide dentro de cada óvulo maduro. Indicada cuando el REM indica menos de 3 mill/ml de espermatozoides.

 

  • Diagnóstico genético preimplantacional DGP: permite conocer el estado genético de cada uno de los embriones.

Procedimiento: se realiza un ciclo de fecundación in vitro y se biopsia cada uno de los embriones viables para obtener una muestra representativa de cada uno de ellos y realizar un análisis genético. El resultado informa de qué embrión es seno para poder ser transferido al útero de la madre.

¿Para quién está indicado?:  mujeres mayores de 40 años, pacientes con abortos de repetición o fallos de implantación, cariotipo alterado, portadores de enfermedades genéticas o FISH de espermatozoides alterado.

 

  • Ovodonación: gracias a la solidaridad de muchas mujeres jóvenes, esta técnica se está convirtiendo en una de las más realizadas después de la fecundación in vitro.

Procedimiento: se estimula el desarrollo folicular en la donante de óvulos y el día de la punción ovárica se fecundan los óvulos obtenidos con el semen de la pareja de la receptora. Al cabo de 2-6 días se realiza la transferencia del embrión a la receptora cuyo endometrio ha sido preparado durante los 10-15 días anteriores.

¿Para quién está indicado?: mujeres mayores de 42 años, mujeres con fallo ovárico precoz o baja reserva ovárica, pacientes portadores de enfermedades genéticas, alteraciones cromosómicas o fracaso de técnicas previas.

 

  • Método ROPA: los nuevos modelos de familia demandaban una adaptación de las técnicas de reproducción asistida a sus necesidades, como el caso de las parejas de lesbianas. Para poder realizar esta técnica, las dos mujeres deben estar legalmente casadas.

Procedimiento: una de las mujeres se estimula para la obtención de los óvulos, que son fecundados con el semen de un donante y al cabo de 2-6 días se transfiere el embrión resultante al útero de la otra mujer que tiene el endometrio preparado durante los 10-15 días anteriores.

¿Para quién está indicado? Parejas de mujeres legalmente casadas.

 

  • Donantes de óvulos: mujeres jóvenes que de manera altruista donan sus óvulos para que otras parejas cumplan su sueño.

Procedimiento: tras una primera entrevista con el equipo de ovodonación y la realización de una serie de pruebas analíticas y ginecológicas (serologias, grupo sanguíneo, coagulación, genética, etc) se administra una suave dosis de hormonas para conseguir el desarrollo folicular. Al cabo de 8-10 días se programa la punción ovárica bajo sedación anestésica para la obtención de los óvulos y se le da el alta al cabo de un par de horas, pudiendo hacer vida normal esa misma tarde. El ciclo se culmina con una revisión ginecológica con la siguiente regla.

¿Para quién está indicado?: mujeres entre 18 y 35 años con buena salud física y psicológica, buena reserva folicular y sin enfermedades importantes ni transmitibles a la descendencia.

 

  • Donantes de semen: chicos entre 18 y 35 que quieren ayudar a otras parejas o mujeres solas a conseguir su sueño de ser madres.

Procedimiento: tras una entrevista personal y la realización de varias analíticas tanto de sangre como análisis seminal, acude a la clínica un par de veces por semana a hacer las donaciones que serán analizadas y congeladas ese mismo día. Dependiendo de la calidad de la muestra, este proceso puede durar entre 2 y 3 meses quedando las muestras congeladas listas para ser utilizadas cuando sea necesario.

 

  • Preservación de la fertilidad: se trata de vitrificar el material biológico del paciente para poder ser utilizado dentro de unos años. Puede realizarse por razón social (querer posponer la maternidad o paternidad manteniendo la calidad de los gametos cuando aún son jóvenes), o por razón médica (preservarlos antes de someterse a un tratamiento con químico o radioterapia que pudiera dañar los gametos o que otras patologías puedan hacerlo).

Procedimiento: para una mujer es equivalente a un ciclo de fecundación in vitro con la diferencia de que el mismo día de la punción ovárica, se vitrifican los óvulos maduros obtenidos. En el caso de los chicos consiste en congelar una o varias muestras de semen.

¿Para quién está indicado?: mujeres menores de 35 años que deseen posponer su maternidad por razones sociales, o pacientes (tanto mujeres como varones) que por motivos médicos vean peligrar la cantidad y/o calidad de sus gametos (endometriosis, tratamientos oncológicos, etc).

 

Como veis, los avances científicos en el campo de la reproducción asistida ofrecen una amplia variedad de técnicas para que en cada paciente pueda aplicarse la más indicada para conseguir su embarazo. Una medicina personalizada, la base de la Clínica Ergo (Gijón, Asturias).

 

Compartir este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *