Unidad de Suelo Pélvico

¿Qué es el suelo pélvico?

Se trata de un conjunto de estructuras musculares y ligamentosas que cierran inferiormente la cavidad abdominal, manteniendo en una adecuada posición anatómica la parte inferior de los aparatos genital, urinario y digestivo para posibilitar el cumplimiento de sus respectivas funciones.

 

¿Por qué es tan importante el suelo pélvico para la mujer?

Las alteraciones de las estructuras que forman parte del suelo pélvico femenino originan un amplio abanico de problemas, entre los que destacan los prolapsos de órganos pélvicos, la incontinencia urinaria, la incontinencia fecal, las disfunciones sexuales o los dolores pélvicos crónicos. Estas alteraciones pueden llegar a tener una gran repercusión en la calidad de vida de la mujer.

Son muchos los factores que se relacionan con el desarrollo de disfunciones del suelo pélvico; entre ellos se encuentran la edad, especialmente en la etapa postmenopaúsica, la historia obstétrica, la obesidad, determinados fármacos, algunas enfermedades neurológicas o el estreñimiento.

Hasta hace no muchos años, las disfunciones de suelo pélvico suponían un tema tabú en la consulta ginecológica. Hoy en día, los cambios sociales y culturales a los que hemos asistido, han posibilitado que las mujeres, cada vez más a menudo, seamos capaces de reconocer estos problemas y consultarlos a nuestro médico para tratar de buscar soluciones a los mismos.

 

¿Qué podemos ofrecerte en la Clínica Ergo?

Queremos ayudarte identificando y tratando las disfunciones de suelo pélvico para así lograr mejorar aquellos aspectos que puedan haber deteriorado tu calidad de vida.

Para ello, nuestro equipo de ginecólogas realiza en primer lugar una entrevista centrada, no solo en tus antecedentes médico-quirúrgicos y obstétricos, si no que ahondan también en el modo en que tus problemas afectan a tu vida personal, social o laboral. Con esta finalidad, utilizan diferentes cuestionarios y escalas que permiten realizar una medición objetiva de su efecto en tu vida cotidiana.

La exploración física es esencial al realizar una evaluación de las estructuras pélvicas. Con una exploración sencilla y contando con tu imprescindible colaboración durante la misma lograremos realizar una valoración anatómica y funcional de tus estructuras pélvicas para así tratar de llegar al origen de tu problema o problemas concretos de una forma individualizada.

En algunos casos, es necesario realizar pruebas complementarias, entre las que destaca la evaluación ecográfica del suelo pélvico. Se trata de una técnica sencilla y bien tolerada que nos permite realizar una evaluación dinámica de las diferentes estructuras pélvicas en 2D. Además, el empleo de ecografía 3D y 4D está cobrando cada vez mayor importancia como herramienta diagnóstica, especialmente cuando evaluamos disfunciones pélvicas originadas tras partos, pues nos permite estudiar la musculatura susceptible de sufrir traumatismos durante el mismo.

Estos estudios nos permitirán acercarnos aun más a tu diagnóstico y así tratar de encontrar una solución.

Finalmente, el tratamiento de estos problemas es muy variable en función del tipo de alteración y debe ser personalizado e individualizado para cada paciente.

A veces, la solución se encuentra simplemente en iniciar cambios en tus hábitos de vida. Por ejemplo, en ciertos casos de incontinencia urinaria basta con controlar la ingesta de líquidos, evitar bebidas diuréticas, especialmente al final del día, o realizar micciones programadas.

En muchos casos, la rehabilitación y fisioterapia del suelo pélvico son el núcleo esencial del tratamiento; así ocurre en las incontinencias urinarias de esfuerzo y en algunos casos de dolor pélvico.

En otros casos, como en pacientes con incontinencia urinaria de urgencia, puede ser necesario pautar tratamiento médico.

No obstante, puede también ser necesario recurrir a técnicas de carácter intervencionista para el tratamiento de ciertos problemas, como es el caso de la infiltración local de toxina botulínica en algunos dolores pélvicos crónicos relacionados con contracturas de la musculatura pélvica.

Existen también ciertas disfunciones subsidiarias de técnicas quirúrgicas, especialmente en casos de prolapsos de órganos pélvicos o incontinencias urinarias de esfuerzo que requieran técnicas antiincontinencia.

 

En resumen…

Queremos animarte a que, si crees que padeces algún tipo de disfunción de suelo pélvico, no dudes en consultarnos para tratar de alcanzar un diagnóstico y buscar soluciones que permitan que tu calidad de vida mejore. Pide ahora tu cita con nuestro equipo de ginecología en la Clínica Ergo, pionera en disponer de una Unidad privada especializada en Suelo Pélvico.