Así preparamos un semen congelado

Publicado el 20 mayo, 2021

En ERGO nos encanta enseñaros cómo trabajamos porque nos apasiona nuestra profesión. Hoy queremos que veáis una pequeña parte de cómo preparamos un semen que previamente ha sido congelado.

Lo primero es identificar la pajuela de semen (código de paciente o donante, fecha de congelación, etc), darle temperatura ambiental y vaciar el contenido de la pajuela en un tubo cónico. Una pequeña muestra se valora al microscopio para ver la tasa de supervivencia tras desvitrificación.

A continuación se añade medio de cultivo específico de espermatozoides gota a gota, para que reciban el nuevo medio poco a poco y evitar un choque osmótico. Con cada gota, se agita suavemente para mejorar su mezclado, y una vez homogeneizado, se centrifuga. De esta manera se elimina el sobrenadante y sobre el pellet resultante, añadimos muy suavemente medio de cultivo de espermatozoides por la pared.

Durante los siguientes 30-40 minutos, los espermatozoides mótiles suben a la parte superior del tubo. Es lo que llamamos recuperación de espermatozoides mótiles (REM) o capacitación espermática, y éstos serán los que se usarán en la inseminación.