Carta de una paciente

Publicado el 7 marzo, 2021

 

Hace unos días, nuestro director el Dr. Abel Gayo, recibió este mensaje de una antigua paciente, y hemos querido compartirlo con vosotros (previo permiso de la pareja) sin censuras. Cariñosos, cercanos y enviándole sus mejores deseos. Una muestra de la implicación que estos tratamientos requieren por parte del equipo de profesionales que lo llevan a cabo, y el cariño que nos transmiten incluso cuando el resultado no fue el esperado.

 

 

Buenos días Abel! Lo primero de todo quería felicitarte por este proyecto que has llevado adelante. Me alegro de que te hayas decidido a hacerlo porque eres un gran profesional! Y en vista está que te va bien y que has conseguido en muy poco tiempo tener un equipo tan grande. Y aunque no lo dudaba he visto en la web montones de palabras y agradecimientos elogiando tu trabajo, vuestro trabajo. No sé si nos recuerdas, en su día hicimos cinco tratamientos contigo en el Fiv4. y sinceramente lo seguíamos intentando únicamente por ti por el trato que nos diste por la humanidad que mostrabas siempre por la confianza y esperanza que teníamos depositada en ti. Ya en los dos últimos tratamientos también conocimos a María con la que también estuvimos encantados. a día de hoy finalmente hemos conseguido a nuestro pequeñín milagrosamente por nosotros mismos tras seis intentos fallidos in vitro y cuando ya nuestras esperanzas se habían agotado. Cuando supimos que te ibas abandonamos el FIV4 y nos fuimos a Valencia dónde las cosas tampoco fueron bien porque existía una alteración genética en nuestros embriones. Nuestra opción era la ovodonación (que ya habíamos probado), pero estábamos tan agotados qué decidimos darnos un tiempo para recuperarnos y pensamos hacer un último intento más adelante contigo. Aunque esto solo quedó en una idea por qué año y medio después estaba embarazada. Supongo que está será una historia más para ti, pero estuvimos tan a gusto contigo que queríamos compartir nuestra alegría. Tienes uno de los trabajos más bonitos e imagino que siempre es gratificante compartir esa alegría y que esas personas a las que tanto ayudas te den su agradecimiento. Aunque finalmente hayamos conseguido a nuestro Mael nosotros solos, te debemos mucho y en cierto modo has sido parte de ello ya que nos ayudaste muchísimo no solo con tu trabajo si no también psicológicamente en este proceso tan duro de conseguir ser papas. A muchas personas le hemos hablado de ti durante todo el proceso y siempre te hemos recomendado por qué en este duro camino y nos hemos dado cuenta que aunque el objetivo sea lograr un embarazo es muy importante el apoyo la humildad y la humanidad de los especialistas que te tratan. Sin el todo se hace mucho más difícil… Así que muchísimas gracias por todo. Tanto Iván como yo te deseamos que sigas así porque la esencia que le pones a tu trabajo es importantísima. Nos alegramos muchísimo que hayas logrado montar tu propia clínica y que te vaya bien y te deseamos lo mejor.