ERGO, segunda clínica mundial acreditada para realizar EMBRACE

Publicado el 5 agosto, 2020

NOTA DE PRENSA

 

Más de un 8% de los niños nacidos en España son gracias a técnicas de reproducción asistida. Una de las principales causas de infertilidad que llevan a requerir estos tratamientos es la edad materna, ya que va asociado a alteraciones genéticas que dificultan el embarazo o aumentan la probabilidad de aborto.

Sin embargo, desde este 4 de agosto de 2020, la Clínica ERGO ha obtenido la acreditación para realizar EMBRACE (Embryo Analysis of culture Environment), una novedosa técnica de análisis genético embrionario que no requiere tocar los embriones. “Se ha demostrado que entre el día 4 y 6 de desarrollo embrionario, los embriones secretan ADN al medio de cultivo. Recogemos esas gotas y al analizarlas, se determina el número de cromosomas que tiene el embrión, convirtiéndose en una potente prueba de análisis no invasiva sin necesidad de biopsiar los embriones”, apunta el Dr. Abel Gayo, director del laboratorio de la Clínica ERGO.

En los últimos años, la reproducción asistida humana ha evolucionado enormemente. Uno de los mayores avances que se consiguieron fue el Diagnóstico Genético Preimplantacional que permite analizar genéticamente los embriones antes de transferirlos al útero de la madre. Conlleva la realización de una biopsia al embrión, cogiendo entre 5 y 8 células del embrión y enviándolas a analizar. Se trata de una técnica invasiva para la se necesitan protocolos estandarizados, excelentes condiciones de laboratorio y gran experiencia y formación de los embriólogos que lo realizan. Está indicada en pacientes con abortos previos, fallos de implantación o alteraciones genéticas.

Con esta acreditación, ERGO se sitúa como la segunda clínica del mundo en poder realizar Embrace. “Realizamos el diagnóstico genético preimplantacional de manera casi rutinaria, pero esta nueva técnica abre nuevas posibilidades a muchas pacientes, independientemente de la edad y evitando transferencias fallidas y abortos de repetición” comenta la Dra. María Fernández directora de la Clínica ERGO.